No debes tomar lecheNo debes tomar leche, agota el calcio de los hueso.

No debes tomar leche, aunque no es mentira que la leche contenga mucho calcio, estamos hablando exactamente de unos 300 mg por taza. No es una cantidad despreciable, pero esto no significa que tu absorbas mucho calcio.

Muchos estudios científicos han demostrado una gran diversidad de efectos perjudiciales para la salud directamente relacionados con el consumo de leche. En primer lugar, apenas absorbemos el calcio de la leche de vaca (especialmente si está pasteurizada), pero para empeorar las cosas, en realidad, el consumo de leche aumenta la pérdida de calcio de los huesos.

Esto es lo que sucede. Al igual que todas las proteínas animales, la leche acidifica el pH del cuerpo lo que, a su vez, desencadena una compensación natural: si te baja el pH el cuerpo pone en marcha mecanismos autoreguladores para que vuelva a su nivel normal (la homeostasis de la que hablamos en Dietas hipocalóricas). El calcio es un neutralizador de ácido excelente y el mayor depósito de calcio en el cuerpo es… en los huesos. Por lo tanto el mismo calcio que los huesos utilizan para  permanecer fuertes se utiliza para neutralizar el efecto acidificante de leche. Una vez que se extrae el calcio de los huesos,  sale del cuerpo a través de la orina, de modo que el resultado neto sorprendente después de esto es un déficit de calcio real.

Las estadísticas muestran que los países con el menor consumo de productos lácteos tienen una menor cantidad de fracturas en su población, ya podemos entender el porqué.

La leche de vaca es para los terneros.No debes tomar leche

Gracias a necesidades de supervivencia anticuadas en la actualidad, adoptamos el dudoso hábito de beber leche de otra especie cuando no debemos beber leche. Nadie puede negar que la leche de vaca es una excelente fuente de alimento para los terneros, pero nosotros no somos terneros. La especie humana es el único mamífero en el planeta (que conozco) que bebe leche de otra especie y por si no fuera poco, la sigue consumiendo después del destete.

Además, cada especie de mamífero tiene su propia leche ideal, y la leche de vaca no es una excepción. Me explico con un ejemplo, la leche de vaca contiene en promedio tres veces la cantidad de proteínas que la leche humana, porque un ternero tiene que aumentar unas ocho veces el peso después de nacer antes del destete, ¿os imagináis un niño que aumenta durante la lactancia ocho veces su peso?. La leche de las vacas está preparada para los terneros igual que la leche de las mujeres está preparada para los niños. Por otro lado, después de los tratamientos a la que somete la industria lactea, la leche de vaca ya no debería denominarse así. Si damos nuestra “leche de vaca” a un ternero, no vivirá mucho tiempo.

Los estudios científicos demuestran que la leche aumenta el riesgo de fractura.

Muchos estudios científicos contradicen la creencia popular de que el consumo de leche y productos lácteos ayudan a reducir las fracturas de huesos. Sorprendentemente, los estudios demuestran que la leche y los productos lácteos en realidad no protegen a los huesos de las fracturas. Incluso la leche de consumo desde una temprana edad no protege contra el riesgo futuro de fractura sino que lo aumenta.

Cumming y Klineberg son dos científicos que han reportado varios artículos sobre sus hallazgos por si queréis buscar más información.

También podéis visitar este otro Blog donde encontrareis un articulo con numerosos detalles sobre el mismo tema.

Guardar