Leches vegetales

Popularmente llamamos leches a ciertas bebidas vegetales. Obviamente, no se trata de leche sino bebidas elaboradas a base de agua y diferentes alimentos vegetales.

Estos alimentos pueden que se le añaden a la leche pueden ser:

  • Frutos secos como es el caso de la leche de almendras o leche de avellanas.
  • Cereales como la leche de arroz o leche de avena.
  • Legumbres en el caso de la leche de soja.

Las leches vegetales son una opción muy saludable y beneficiosa. Nos aportan una gran concentración de minerales, vitaminas, calcio y ácidos grasos esenciales.

leches vegetales El consumo de leche de vaca puede tener algunos inconvenientes: mucosidades, mala digestión, malestar, alergias, problemas cutáneos,… por citar algunos.

Según estudios realizados por la Escuela de Medicina de Johns Hopkins la enzima que digiere la leche de vaca pierde su actividad entre el año y medio y los cuatro años de edad. Esta puede ser  la causa de los diferentes problemas que provoca su consumo. Y aunque no nos siente mal, la leche de vaca (salvo la de origen ecológico) nos puede aportar algunas sustancias poco saludables como hormonas, antibióticos y otras sustancias químicas procedentes de las vacas.

En cambio, las leches vegetales no lácteas no contienen lactosa ni colesterol, pero sí un 90% de agua, tienen bajo contenido calórico y son fáciles de digerir.

Beneficios de las leches o bebidas vegetales.

Las leches vegetales procedentes de los cereales tienen un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales, sobre todo, vitaminas del grupo B y potasio. Ejemplos de estas bebidas son: la leche de arroz, leche de avena, de espelta o de cebada,

Las leches vegetales elaboradas a partir de frutos secos  son muy nutritivas y completas, aportan ácidos grasos mono y poliinsaturados y calcio. De nuevo ejemplos de estas leches son:  la leche de almendras, de avellanas, de sésamo o nueces

Por último, las leches vegetales procedentes de legumbres contienen gran cantidad de proteínas de calidad. El ejemplo mas conocido es la leche de soja.

Por todo ello, cualquiera de estas leches vegetales no solo son una buena alternativa para vegetarianos y casos de intolerancia a la lactosa, sino que también una gran elección para todos los que se preocupan por llevar una alimentación saludable.

Numerosos dietistas y naturalistas proponen reducir (o eliminar) la leche de vaca de nuestra dieta y aumentar el consumo de leches vegetales. Lo recomendable en la dieta, es ir alternando las diferentes leches vegetales que encontramos a nuestra disposición en el mercado. Así aprovecharemos la gran disponibilidad de nutrientes que nos ofrecen.  Y una advertencia. Debido a que se sedimentan luego de prepararlas, no debemos olvidar agitar siempre antes de servirlas.

Veamos las más habituales con más detalles.

Leche de soja o bebida de soja

La soja es una legumbre rica en proteínas que nos aporta los ocho aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Por ello, la leche de soja es una de las leches vegetales con mayor contenido en proteínas, menor cantidad de grasa y baja en calorías.
Es la bebida vegetal más digestiva de todas. Libera los azúcares poco a poco, por lo que mantiene estables los niveles de glucosa en sangre; esto la hace excelente para personas con diabetes. Es rica en lecitina (que nutre a los nervios y ayuda a controlar el colesterol en sangre). Además de las proteínas, aporta ácidos grasos de calidad, potasio y magnesio (por lo que ayuda a controlar la hipertensión arterial). Su aporte de isoflavonas alivia el síndrome premenstrual.
Su única desventaja, respecto a la leche de vaca es el menor aporte de calcio, que podemos compensar consumiendo sésamo y vegetales de hoja verde.

Leche de avena o bebida de avena

Dentro de las leches vegetales, la leche de avena es una bebida excelente para aquellas personas que deseen cuidarse e ir bajando de peso. Por la mañana nos aporta una buena ración de energía sin nada de grasas. Su alto contenido en fibra fortalece el sistema digestivo, y nos ofrece una sensación saciante.
Como la avena, la bebida de avena es un gran nutriente, destacando por su aporte de ácidos grasos esenciales (como el linoléico), antioxidantes y su gran contenido en vitamina B1, vitamina E, hierro, manganeso y oligoelementos. Es rica en carbohidratos y nos aporta más proteínas incluso que el arroz o el trigo.
Es de consistencia cremosa por lo que es muy utilizada en recetas de cocina. La leche de avena está indicada para personas estresadas, que padezcan de insomnio o con problemas digestivos de origen nervioso (debido a su aporte de vitaminas del grupo B). También combate la retención de líquidos.
Su alto contenido en betaglucanos, ayuda a disminuir el colesterol y los ácidos biliares del intestino, absorbiéndolos y evitando así que elementos nocivos pasen al organismo.

Leche de arroz o bebida de arrozleches vegetales

La leche de arroz es una bebida ligera y dulce que no contiene gluten, muy recomendable para personas de digestiones lentas o de estomago delicado. La bebida de arroz aporta magnesio y ácidos grasos poliinsaturados. Es hipotensora, anti diarreica y depurativa. También ayuda a reducir los niveles de ácido úrico. Es una de las bebidas más recomendables para personas alérgicas.
Se digiere muy bien y, además, es relajante. Su contenido en triptófano y vitaminas del grupo B; estas sustancias aportan energía y equilibrio en el sistema nervioso.
Es ideal también para controlar el peso. Tiene menos calorías que la leche de soja y la de almendras.

Leche de almendras o avellanas

Este tipo de bebidas o leches vegetales se pueden encontrar tanto en pasta, como ya preparadas. Al proceder de frutos secos, estas leches aportan más calorías y azúcares de rápida absorción y, por lo tanto, más energía. Constituyen una excelente fuente de minerales como calcio, magnesio, hierro, fósforo y potasio, también vitamina A, vitamina E y vitamina B5.
Son beneficiosas para personas anémicas, débiles o con problemas hepáticos. Su contenido en potasio ayuda al funcionamiento del cerebro y los músculos y previenen la osteoporosis. Su alto contenido en fibra las hace ideales para el estreñimiento, por lo que disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon.

Más información sobre estas leches vegetales y otras menos habituales en sanoyecologico.